Brasil es una de las principales economías mundiales y el motor económico de América del Sur. A inicios de 2020, se estaba recuperando lentamente de un período de recesión. Con la llegada del Covid-19, el país ha sufrido una fuerte crisis económica, tal y como ha ocurrido con el resto de economías desarrolladas, aunque se está recuperando de esta circunstancia excepcional con rapidez. En los últimos años, el gobierno ha fomentado la inversión extranjera y ha creado un programa de privaticaciones y concesiones que ha despertado gran interés en nuestro país.

Históricamente, Cataluña y Brasil son socios comerciales fuertes y hay un enorme potencial para que esta relación crezca en el futuro.

Exportaciones e importaciones

Actualmente, del total de las exportaciones españolas a Brasil, el 23,9% son catalanas. Sin embargo, las exportaciones de la comunidad autónoma al país suponen el 0,8% del total de exportaciones de Cataluña. En 2018, estas exportaciones cayeron un 6,2% respecto al año anterior, hasta los 578,6 millones de euros. Los principales productos exportados de Cataluña a Brasil en 2018 fueron materiales plásticos (10,3%), productos farmacéuticos (10,0%) y fungicidas (10,0%).

Respecto a las importaciones, en 2018 los principales productos importados de Brasil a Cataluña fueron la soja (33,8%), el maíz (22,8%) y los residuos de la industria alimentaria (9,6%). Es interesante tener en cuenta que las importaciones catalanas representan el 20,9% de todo lo que España importa desde Brasil, a pesar de haber sufrido una caída del 26,7% en 2018, situándose así en 1.009,0 millones de euros, después de un importante crecimiento en 2017.

Inversión Extranjera

Según los datos generales de Acció, la inversión de Brasil en Cataluña ha sido baja, acumulando 74,1 millones de euros en los últimos cinco años y representando en 2018 el 1,7% del total invertido en España por el país, que no representa una cantidad significativa en comparación con la inversión total recibida por Cataluña. Sin embargo, destaca el año 2015, cuando se invirtieron 54,2 millones de euros, siendo el principal destino la fabricación de vehículos. En 2018, esta inversión estuvo marcada principalmente por la fabricación de máquinas (69,6% del total).

Por otro lado, la inversión de Cataluña en Brasil ha sido relevante en los últimos cinco años, alcanzando los 1.417 millones de euros en este período. En 2018, esto representó el 2,7% del total de inversiones realizadas por Cataluña y el 7,9% del total invertido por el Estado español en Brasil. Destacan los años 2016 y 2017, cuando las inversiones superaron los 700 y 300 millones de euros, respectivamente, siendo el sector de almacenamiento y las actividades relacionadas con el transporte los principales destinatarios. Adicionalmente, aún en 2018 se invirtieron 142,9 millones de euros, que corresponden especialmente a comercio (60,7% del total), fabricación de azulejos (28,4%) y fabricación de electrodomésticos y materiales (7,7%).

Principales empresas inversoras

Actualmente, hay 524 sucursales catalanas establecidas en Brasil. Entre ellas, las 10 primeros son:

  • GRIFOLS SA
  • PUIG SL
  • ROCA CORPORACIÓN EMPRESARIAL SA
  • IMAGINA MEDIA AUDIOVISUAL SA
  • BAMESA ACEROS SL
  • COMSA CORPORACIÓN DE INFRAESTRUCTURAS SL
  • FLUIDRA SA
  • MECALUX SA
  • GRUPO FERRER INTERNACIONAL SA
  • AFFINITY PETCARE SA

Hoy, hay 23 sucursales brasileñas en Cataluña, siendo las 8 principales:

  • MAXION WHEELS ESPAÑA SL / HAYES LEMMERZ BARCELONA (Iochpe Maxion SA)
  • ODEBRECHT E&P ESPAÑA SL (Kieppe Patrimonial SA)
  • CATALISE EUROMETALS SL (Catalise Industria E Comercio de Metais LTDA)
  • HEALTH LEAN LOGISTICS SL (Mr Jose Antonio Lazaro)
  • ROMI MAQUINAS ESPAÑA SA (Industrias Romi SA)
  • NATURA COSMÉTICOS (Natura Cosméticos SA)
  • EMBRAER SPAIN HOLDING CO SL (Embraer–Empresa Brasileira de Aeronautica)
  • GRVPPE EUROPE DIVISION SL (Grvppe Solucoes Ltda)

Oportunidades de internacionalización y cooperación tecnológica para empresas catalanas en Brasil

Soluciones tecnológicas para el sector agrícola y agroindustrial

El sector agrícola ha crecido en los últimos años por encima de la media brasileña y presenta datos positivos incluso en contextos de recesión. Es un sector que demanda nuevas tecnologías, incluida la agricultura de precisión. Brasil es uno de los líderes mundiales en el cultivo de soja, caña de azúcar, naranja y arroz, entre otras especies vegetales. También es un referente mundial en la producción de carne de vacuno y pollo, además de contar con algunas de las empresas más grandes del sector. El proceso de modernización del campo brasileño aún está en pleno apogeo y permite la introducción de nuevas tecnologías para el manejo agronómico, basadas en innovadores sistemas de riego, la aplicación de drones para controlar cultivos o maquinaria que representa ganancias de productividad. Recientemente, se han aplicado soluciones de Internet de las Cosas al entorno agrícola y se han desarrollado nuevas técnicas de agricultura de precisión.

Aplicación de drones en el sector energético

La demanda de vehículos aéreos no tripulados en el manejo de ductos y redes de alta tensión para controlar su operación y alertar en tiempo de posibles averías que lleguen a Brasil. El descubrimiento del presal convirtió a Brasil en uno de los principales productores de crudo. Cabe agregar que el país está desarrollando una red de plantas eólicas y fotovoltaicas, además del uso de biomasa como fuente de energía. En muchos casos, las áreas de generación eléctrica se ubican a gran distancia de las regiones consumidoras, ubicadas principalmente en el sureste y sur del país. Estas líneas atraviesan selvas, pantanos o regiones semiáridas, por lo que la inspección es ardua y costosa. En los últimos años, las empresas distribuidoras de electricidad han mostrado interés en introducir drones como medio para comprobar el estado de la red.

La industria automotriz en Brasil

Brasil es uno de los 10 mayores compradores y productores del sector automotriz. La producción representa el 4% del PIB del país y el 22% de la industria. La recuperación económica está cobrando impulso y, en consecuencia, la industria del automóvil produjo 2,7 millones de vehículos en 2017, un 24% más que en 2016. Las ventas también crecieron un 9%, con 2,24 millones de vehículos vendidos en el año. Debido al debilitamiento del real brasileño (BRL) frente al dólar estadounidense en los últimos años, los fabricantes locales han optado por aumentar la producción para el mercado internacional. Gracias a esta estrategia, las exportaciones alcanzaron un récord histórico de 762.000 vehículos en 2017. Además, existen acuerdos comerciales con Colombia para exportar 25.000 vehículos sin impuestos.

Colaboración con la industria audiovisual brasileña

Brasil tiene un marco legal muy favorable para el desarrollo de contenidos audiovisuales y digitales a nivel local. Buena acogida por parte del público de las producciones españolas actuales. Diversas leyes de incentivo y promoción cultural en el sector audiovisual permiten a las empresas obtener beneficios fiscales de las donaciones realizadas al sector. Además, las regulaciones exigen que los canales de televisión muestren un alto porcentaje de producciones locales. Por otro lado, los servicios de transmisión están llegando a una gran cantidad de suscriptores en Brasil. En este sentido, en los últimos años se ha observado un interés creciente por las coproducciones con empresas extranjeras que puedan aportar capital, conocimiento y tecnología. El sector ha evolucionado mucho en los últimos años, pero está atento a los nuevos contenidos. Series recientes españolas o catalanas como Merlí y Casa de Papel han tenido un gran éxito.

Internet de las cosas aplicado a la industria 4.0

Dentro del esfuerzo del sector público y privado por adaptar el sector productivo brasileño a la Industria 4.0, el Internet de las Cosas ocupa un lugar destacado. La Asociación Brasileña de Internet de las Cosas (ABINC) ha participado en años anteriores en el IoT Solutions World Congress, organizado por Fira de Barcelona, ​​a través de la organización de grupos empresariales e institucionales. Según ABINT, las principales líneas de actuación son: «Cobots», robots autónomos que mejoran el rendimiento humano; robótica en la nube; servicios de alquiler de robots; “Gemelos digitales”, representaciones virtuales del mundo real; la seguridad cibernética. BNDES, el principal banco público de desarrollo, lanzó varias líneas de financiamiento para actividades relacionadas con Internet de las cosas.

Logística (puertos, aeropuertos, carreteras y ferrocarriles)

La nueva ola de privatizaciones de puertos, aeropuertos, carreteras y ferrocarriles abre una serie de oportunidades para inversores, constructores, gestores de infraestructuras y empresas tecnológicas. Durante el primer cuatrimestre de 2018 se privatizaron 12 aeropuertos (6 de los cuales, los del Nordeste, fueron adjudicados a la española AENA), 10 terminales portuarias de graneles líquidos, la línea ferroviaria de carga Norte-Sur y, a finales de año , dos carreteras, además de otras vías férreas. En 2022, también se espera que todos los aeropuertos brasileños sean administrados por empresas privadas. Esta nueva ola de privatizaciones supondría una importante afluencia de capitales en el sector logístico, que permitirá su modernización, con la construcción y / o renovación de infraestructuras y la introducción de nuevas herramientas de gestión.

Ciudades inteligentes

Barcelona y Cataluña son referentes en la gestión inteligente de las ciudades. Aunque el crecimiento urbano de Brasil ha sido muy desigual, existen buenas oportunidades para soluciones inteligentes, especialmente en las grandes ciudades. Los equipos de gobierno municipal priorizan la mejora de los servicios a la ciudadanía, optimizando los recursos afectados por la recesión económica. Así, ahora existe una gran sensibilidad por las soluciones inteligentes, que permitan un uso más eficiente de la infraestructura urbana. Específicamente, se detectaron oportunidades en las áreas de alumbrado público, saneamiento básico, tratamiento de residuos, movilidad urbana y TIC orientadas a la administración electrónica.